¿Se puede ser Coach Ejecutivo con 30 años o menos?

Cuando una compañía se plantea llevar a cabo un proyecto de Coaching Ejecutivo Individualizado, y se pone en marcha para entrevistar a determinados coaches que puedan desarrollar un proceso con éxito, resulta imprescindible que el interlocutor o interlocutores, sin distinción de sexo, demuestren un sólido conocimiento de la empresa en general, no por suposiciones o teorías, si no por haber experimentado muchos de los problemas que se puedan plantear, en la primera reunión de establecimiento de confianza entre el “posible cliente” y el posible coach, o grupo de coaches.

La sensación que tenga el “posible cliente”, que suele ser el Director de Personas de la Organización o, a veces, el Director General, sobre nosotros al finalizar esta primera reunión, es clave para que nos encarguen una propuesta.

Naturalmente, el cliente quiere saber qué tipo de enfoque y orientación va a utilizar el coach, y, sobre todo, qué referencias tiene. Ahí surgen los primeros problemas. Si las referencias son adecuadas, probablemente se nos abran fácilmente las puertas, en caso contrario, puede que nuestros certificados y acreditaciones no sirvan de mucho.

Pero volvamos con la edad. ¿Es importante realmente la edad para ejercer como Coach Ejecutivo?. La respuesta es SI. Un Director General espera encontrarse con un Coach de una edad similar o superior a la suya, y no muy inferior como a veces ocurre, y con una experiencia dilatada de empresa en puestos directivos.

Naturalmente el Director General, no busca la respuesta del coach a sus problemas, pero si, al menos, que sea capaz de interpretarlos por haberlos experimentado o haberlos, al menos, conocido como directivo en las empresas en las que haya podido trabajar antes de ser Coach Ejecutivo.

Cuando esto no se consigue, se rompe la magia y se pierde la confianza.

¿Quiere esto decir, que un nuevo coach joven no puede hacer un buen papel como coach Ejecutivo en una empresa cliente?. NO. Pero es importante, que el nuevo coach sepa muy bien a qué se va a enfrentar y si tiene la experiencia mínima directiva que la situación requiere.

Generar confianza mutua, entre coach y coachee es clave, aunque no suficiente, para poder iniciar un proceso de coaching individualizado en una empresa, con una mínima posibilidad de éxito.

Hace poco oí un comentario interesante sobre los coaches ejecutivos que decía “Un Coach Ejecutivo no debería ser considerado como tal, sin disponer de, al menos, veinte años de experiencia como directivo”.

Reconozco, que quizás sea un poco exagerada esa idea, pero por ahí van los tiros.

Con esto no pretendo desanimar a los nuevos coaches, ni mucho menos, pero sí hacerles reflexionar respecto a que una cosa son los  “rol play” que se hacen en las escuelas de coaching para entrenarles, y otra muy distinta cuando te tienes que enfrentar a un proyecto real en la empresa.

N.B. Con el fin de hacer más sencilla la lectura del comentario, he utilizado el masculino para denominar al coach, sin ningún demérito hacia las coaches, sino todo lo contrario.

On marzo 10th, 2011, posted in: Publicaciones by gsebastian

Leave a Reply

*

hogan outlet online calvin klein baratos calvin klein baratos calzoncillos calvin klein espa?a cheap ralph lauren ralph lauren outlet cheap tiffany calzoncillos calvin klein baratos calzoncillos calvin klein baratos michael kors uk outlet michael kors outlet